Recreación de una estrella de neutrones.

Las estrellas de neutrones, objetos sumamente densos, resultado de las explosiones de estrellas gigantes de al menos unas 8 veces la masa del Sol. La masa residual de la explosión, unas 2 veces la del Sol, queda confinada en una «estrella» de apenas 12 kilómetros de diámetro, muy muy densa, tanto que la materia atómica se comprime dejando de ser materia atómica. Los electrones se “empotran” contra los protones, dando lugar a neutrones que, junto con los ya presentes, hacen que el interior del astro esté hecho casi por completo de neutrones. De ahí, el nombre de “estrella de neutrones”.

Representación del interior de una estrella de neutrones.

Desde hace tiempo, se ha ido especulando sobre la composición del núcleo de estas estrellas, si las altas presiones que hay acabarían por aplastar los neutrones y dejando sueltas las partículas elementales que los componen, los quarks.
Incluso se ha debatido sobre la posible existencia de estrellas de quarks, es decir de estrellas de neutrones tan comprimidas que la materia dentro de ellas estaría mayormente en forma de quarks sueltos, por lo que merecerían ser llamadas “estrellas de quarks”.

Hasta ahora, no había quedado claro si dentro de los núcleos de las estrellas de neutrones más masivas la materia está en forma de quarks en vez de en forma de neutrones. Unos investigadores de la Universidad de Helsinki en Finlandia han llegado a la conclusión de que la respuesta a esa pregunta es afirmativa.

Representación del núcleo de Quarks
(Nature Physics)

Se ha llegado a ese consenso combinando resultados recientes de física teórica de partículas con mediciones de las ondas gravitatorias emitidas en colisiones de estrellas de neutrones. Las ondas gravitatorias constituyen fluctuaciones generadas en la curvatura del espacio-tiempo que se propagan como ondas a la velocidad de la luz. La radiación gravitatoria se genera cuando dichas ondas son emitidas por ciertos objetos o por sistemas de objetos que gravitan entre sí.

Representación de ondas gravitatorias generadas por la interacción de dos cuerpos densos.

Son como ecos que se trasladan por el espacio, de las cuales podemos conocer datos y características del evento que las producen.